¿Cómo lo hacemos?

Loading...

Halcourier es la primera empresa cuyo proyecto solidario engloba un proceso logístico y de transporte tan amplio, desde el diseño de la caja y la puesta en contacto con las causas benéficas hasta la entrega del dinero, pasando por la colocación y recogida de cajas, su almacenamiento y posterior traslado a las plantas recicladoras.

Mediante el diseño de un envase específico con capacidad de 50 kilos de tapones, y con la ayuda de toda nuestra red, cada oficina de Halcourier se convierte en un punto de recogida de tapones. Este envase también estará a disposición de todos aquellos interesados, a través del envío de una solicitud en la cual se puede especificar la causa con la que se desea colaborar.

De este modo, Halcourier se compromete a transportar todas las cajas que sean requeridas. Por eso, la ubicación de estos envases será indicada por cada persona o empresa que coopera con la causa, teniendo a su disposición todo el territorio nacional.  Una vez llenos de tapones los envases, Halcourier, sacando provecho de su estructura logística y de transporte, recogerá las cajas y las almacenará en sus plataformas logísticas hasta que se cuente con la cantidad mínima para el traslado a la planta recicladora. La acción finaliza con la entrega de la cantidad económica obtenida al promotor de la causa.

En Transportando Sueños también recogemos propuestas de colaboración relacionadas con diferentes causas planteados por personas como tú. Para ello, el equipo de Transportando Sueños realiza un análisis de los casos que llegan con el objetivo de plantear proyectos de colaboración y ponerlos en marcha. Sólo tienes que colocar tu caja de recogida de tapones. Nosotros te las proporcionamos, nos encargamos de su diseño, transporte y almacenamiento.

Con multitud de opciones, te proponemos que formes parte de esta iniciativa solidaria de la forma que más te guste. Puedes colaborar con uno de nuestros sueños activos disponibles en esta página, pedir tu caja o llevar tus tapones al punto de recogida que más tengas cerca.

Loading...

Los tapones que nos interesan para colaborar en las distintas causas que proponemos son los de polietileno o polipropileno. Los corchos sintéticos no valen, ni aquellos tapones de plástico que se rompen en trocitos al apretarlos o son de un plástico muy fino y blando.

Pero hay otros muchos que si podemos reciclar como son los tapones de detergentes, de botellas de aceite, de tetrabriks o de botellines de agua y refrescos. Nos interesan estos porque su plástico tiene una calidad suficiente como para volverse a usar, su transporte es sencillo y, entregados ya limpios y clasificados, sus costes de tratamiento son reducidos.